Alergia e Intolerancia alimentaria - Clinicadkf
17574
page-template-default,page,page-id-17574,page-child,parent-pageid-17792,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

En España, se estima que cerca de dos millones de personas son alérgicas a algún alimento. La alergia a alimentos se ha duplicado en nuestro país en poco más de un decenio. Actualmente se estima que la prevalencia de alergia alimentaria en España está en torno al 7%.

En los niños menores de 5 años el huevo y la leche de vaca son los alimentos implicados con mayor frecuencia. La prevalencia de alergia al huevo y la leche disminuye con la edad, lo que refleja el desarrollo de tolerancia a estos alimentos. A partir de los 5 años disminuye la probabilidad de que un niño alérgico al huevo y/o a la leche tolere estos alimentos de forma natural.

Aparece también en los dos primeros años de vida la alergia al pescado que es más persistente, y por tanto, permanece en niños mayores y en los adultos. La alergia a frutas y frutos secos es más habitual a partir de la adolescencia siendo los alimentos que producen más reacciones alérgicas en la población adulta. En cuanto a la alergia al marisco más del 90% de los casos se producen en niños mayores de 15 años.

¿Necesita más información sobre esta enfermedad?


Doctora Paula Cabrera especialista en Alergología e Inmunología Clínica en Clínica DKF

Uno de los síntomas más frecuentes y que a su vez suele ser el primero en manifestarse, es el picor en la boca y/o paladar al ingerir el alimento.

Otras veces, la primera manifestación es una erupción cutánea a modo de ronchas (habones) con intenso picor (prurito).

 

También pueden aparecer síntomas digestivos (dolor abdominal, vómitos o diarrea) o respiratorios (estornudos, taponamiento nasal, dificultad para respirar o pitos).

 

En los casos más graves, la ingesta del alimento puede desencadenar un shock anafiláctico, una reacción alérgica grave y potencialmente mortal. Se suele iniciar con intenso picor en cuero cabelludo, palmas y plantas, yenrojecimiento generalizado de la piel, seguido de dificultad para respirar, síntomas digestivos, hipotensión e incluso pérdida de conocimiento.

El diagnóstico de la alergia alimentaria se realiza mediante pruebas cutáneas con el alérgeno sospechoso de haber causado la reacción alérgica.

Además, es posible realizar análisis de sangre con el fin de cuantificar y demostrar la presencia de anticuerpos específicos (IgE específica) frente a ese alérgeno.

 

En ocasiones es preciso realizar una prueba de tolerancia consistente en observar, bajo control médico, la reacción que se produce tras la ingesta del alimento.

Los pacientes con alergia alimentaria deben evitar la ingesta del alimento al que son alérgicos, así como de los alimentos que puedan contenerlo en su composición.

Todo aquel paciente con alergia alimentaria debe saber qué medicamentos puede tomar en caso de una ingesta accidental o de presentar una reacción alérgica. Entre los fármacos más empleados para tratar una reacción alérgica se encuentran los antihistamínicos y los corticoides (orales, inhalados, nasales…), pero es imprescindible que el paciente conozca cuándo y en qué dosis tomarlos.

 

Los pacientes con antecedentes de anafilaxia tras la ingesta de un alimento deben ser portadores de adrenalina autoinyectable y es fundamental que estén entrenados en su aplicación.

Es importante saber que la “intolerancia alimentaria” no es sinónimo de “alergia alimentaria”.

En la alergia alimentaria nuestro organismo percibe como nociva una sustancia (denominada alérgeno) que no lo es, con la consecuente activación de una respuesta inmunológica exagerada que se manifiesta en diversos órganos del cuerpo.

La intolerancia alimentaria, como lo es la intolerancia a la lactosa y a la fructosa, se debe a un déficit enzimático. La sintomatología en estos pacientes suele ser muy inespecífica con manifestaciones habitualmente abdominales en forma de dolor abdominal, flatulencia, distensión abdominal, nauseas, vómitos, diarrea…

El diagnóstico de las intolerancias alimentarias se realiza mediante test específicos como el test de intolerancia a la lactosa o la fructosa.

Tal vez le interese

Alergía

Alergia e intolerancia alimentaria , alergia a medicamentos y alergia a picadura de himenópteros y otros insectos

Dermatitis y urticarias

Dermatitis atópica, dermatitis de contacto, urticarias aguda y cronica, urticarias físicas.

Rinoconjuntivitis alérgica

Inflamación de la mucosa nasal con síntomas como mucosidad nasal (rinorrea), estornudos, congestión nasal y/o picor nasal

Rinitis alérgica

La rinitis alérgica se define como una enfermedad inflamatoria de la mucosa nasal mediada por inmunoglobulinas tipo E y causada por la exposición a una gran variedad de aeroalérgenos.

Sinusitis y poliposis nasal

Enfermedades que afectan al interior de la nariz (y los senos paranasales) bien por el crecimiento de tumores benignos que obstruyen la respiración o virús, bacterias u hongos

Enfermedades eosinofílicas gastrointestinales

Tratamiento de enfermedades inflamatorias primarias como son la esofagitis, gastritis o enteritis eosinofílica

Inmunodeficiencias

Grupo heterogéneo de enfermedades, congénitas o adquiridas, en las que algún componente de la respuesta inmune está ausente o es funcionalmente defectuoso.

Pruebas diagnosticas

Pruebas cutáneas, epicutáneas, de parche, de fotoparche, pruebas de provocación, pruebas funcionales respiratorias, pruebas de laboratorio

Educación sanitaria

Impartimos charlas educativas sobre el uso adecuado de medicamentos, el manejo de algunas enfermedades alérgicas, cuidados de la piel… de manera que el paciente conozca y sepa controlar su enfermedad.

Tratamientos

En Clínica DKF contamos con los tratamientos más avanzados e innovadores de la mano de nuestros profesionales en la unidad de inmunodeficiencia

Uso de cookies

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. ACEPTAR

Aviso de cookies